20/1/12

Soñaba. Era de amor...

De la trilogia de Eróticas, la segunda siesta.

"...Un espacio sin dimensiones de luz tenue, como si una vela en ninguna parte iluminara toda la escena.
-No había sonidos y sin embargo oía la letanía agresiva de una radio que vociferaba un partido de testosterona, once contra once domingo y balón, como si de otro sueño en el sueño, se tratase.
  El sudor empapa todo lo que soy, todo lo que siento, todo, incluso lo que ni en sueños me atreví a soñar.
 Y es de amor.
 El espacio que sostiene mi espalda ya es agua. Mi vientre unido a tu 
vientre, los puntos cardinales cambiados: norte al sur, sur al norte, está adherido por miles de poros generosos que manan inagotables toda la esencia de un mar interior que se descubre tan inmenso y vital, tan profundo y grandioso como el océano mismo, para hacernos de  ventosa deseada de deseo y así transportarnos  a la
fantasía de ser una sola piel, una sola sensación, un solo grito de placer, que se desborda por tus piernas, gotea sobre mis hombros uniéndose allí con mis perlas de sudor y fundiéndose con tal ansia, que antes de rodar al vértigo de las sabanas, se evaporan juntas, pletóricas, infinitas…
  Siento y es de amor. El ritmo de tu latido galopa por mi cuerpo, el jadeo de tu aliento, más poderoso que el de la misma Artemisa y potente como belfos alocados entre mis piernas, me transporta más allá del placer, más, lo juro: más allá.
 No es locura y enloquezco. Mis sentidos me sacan de la vida para sumergirme en un estado nuevo, vivo, vital, inmenso, donde nada ha terminado, donde lo mas grandioso aún me espera y así con absoluta gula hago mía, ávida, la humedad de tu esencia que  se destila en mi paladar como néctar y ambrosia alimento de dioses, que tu ofreces con tu placer generosa como yo.
  Cuando al sueño entró tu olor, mi cerebro se despertó. Porque olerte amor, es la certeza de tu presencia a mi lado y ese olor vale mas que un sueño...aunque soñaba...y era de amor."...

Escrito en el Sur...al Sur. 
Con las sugerencias literarias de Javier Tazón, ¡maestro pluma roja!


No hay comentarios:

Publicar un comentario